Navidad en el transporte

Dedicarse profesionalmente al transporte de mercancías es sinónimo de persona valiente, emprendedora y que pasa muchísimas horas, días o semanas fuera de su casa. Siendo la cabina del camión su nueva casa y las áreas de servicio sus grandes aliadas .

El mantenerte alejado de tu familia-seres queridos siempre es duro, y aún más en fechas tan especiales como la Navidad y en un año tan horrible como éste. Además, este año se le suman las restricciones que el Gobierno ha impuesto debido a la pandemia… Entonces, ¿cómo pasar de la mejor manera la Navidad fuera de casa siendo transportista? No te preocupes, te comentamos algunas prácticas que te ayudarán a sobrellevarlo de la mejor manera.

Nuestros consejos para pasar mejor la Navidad en carretera

Te damos unos consejos para que la Navidad en el transporte no sea tan solitaria y puedas comunicarte de forma activa con los tuyos:

  • Videollamadas: un factor a tener en cuenta es que la tecnología puede ser (y especialmente este año) nuestra gran aliada cuando se trata de mantenernos unidos a pesar de la distancia. Aprovecha las esperas, los posibles atascos por temporales y las pausas para las comidas, para ponerte en contacto con tu familia de la forma más cercana que los dispositivos de comunicación nos permiten: la videollamada. Por supuesto que esto no quita que envíes mensajes breves durante el día, sino que se trata de generar una comunicación más cercana y así estar presente en casa mientras pasas la Navidad en el transporte.
  • Fotos de parajes que visitas: una de las ventajas más interesantes de pasar la Navidad en la carretera es la posibilidad de pasar por pueblos mágicos y pintorescos. Hay lugares que tus hijos solo han visto en fotos hasta el momento, y no es lo mismo verlos en fotos tomadas por su padre que en una postal o en otros medios. Aprovecha para hacer un pequeño video del lugar y contarles cómo se siente estar allí.
  • Usa las redes sociales: en tiempos de distanciamiento social obligatorio, sumado a la propia lejanía de trabajar a kilómetros de casa, las redes son el nexo que nos permiten estar presente en varios lugares al mismo tiempo. Etiqueta a esas personas que han estado o que les encantaría estar en esos sitios especiales por los que pasas y en los que te detienes a comer algo. Busca la forma de usar el humor para que tus seres queridos, aunque te extrañen, puedan comprobar que te encuentras bien.
  • Haz una pausa y comunícate con los tuyos: al menos una vez al día, aprovecha los momentos en los que tienes que detenerte de forma obligatoria, para establecer una comunicación pausada, cariñosa y amena con tu familia. Cuéntales acerca de tu día, recuérdales que siempre estás ahí y réstale dramatismo al hecho de tener que pasar la Navidad en el transporte relatándoles las anécdotas que solo ocurren en la carretera.
  • Los suvenires siempre surten efecto: llevar un pequeño recuerdo representativo de los lugares por los que pasas, es siempre una forma de conectar tu trabajo con tu familia.

Estar lejos no tiene por qué significar estar ausente. Puedes recordarles a los tuyos cuan presentes se encuentran en tus pensamientos. Ayúdate del paisaje, de las comidas típicas, de las anécdotas y de la tecnología, para demostrar que, a pesar de la distancia, tu corazón está en casa en Navidad.

Desde MOLBO felicitamos a todos aquellos valientes transportistas que día a día circulan por las carreteras nacionales e internacionales, y que con su trabajo nos permiten abastecernos de todo lo que necesita nuestra sociedad.

No Comments

Post A Comment